entre mujeres

Entre Mujeres Ejercicios Recomendados

4. Su recuperación en casa

Su recuperación en casa
La primera vez que se mire la incisión

El cuidado de la incisión y del drenaje
Instrucciones para vaciar su sistema de drenaje
Cambios sensoriales
El linfedema: cuidado especial de uñas, mano y brazo

Estas pautas le ayudarán a reducir el riesgo de desarrollar linfedema:
Consejos de por vida para evitar daños en la mane y en el brazo

Su recuperación en casa
Para Volver al Índice

Muchas mujeres se sorprenden de lo bien que se sienten después del segundo día de la operación. Pero si a pesar de eso usted no está cómoda o siente dolor, tome la medicine para el dolor que su doctor le haya recetado. Muchas mujeres se resisten a tomar medicinas para el dolor por temor a crear dependencia; sin embargo, recuerde que ese tipo de medicamentos solamente se tome durante algunos días después de la operación, de manera que no hay ningún riesgo de crear una adicción. El ester a gusto le permitirá realizar actividades físicas y sobre todo descansar. Ambas son condiciones importantes para sanar y recuperarse.

Probablemente note que tiene menos energía de lo normal. No se desanime, poco a poco irá en aumento. También puede notar que el brazo y el pecho estarán inflamados por un tiempo debido a la cirugía. Para ayudar a reducir la inflamación apoye el brazo sobre varias almohadas, de manera que quede un poco más alto que el corazón. Además lleve a cabo el Ejercicio para reducir la inflamación Haga ésto unas tres veces al día.

Si le apetece, tome una siesta durante el día, pero no le recomendamos permanecer acostada, ya que la inactividad tenderá a fatigarla más. Una regla infalible es que "haga lo que se sienta capaz de hacer" . Le sugerimos:

  • Durante la primera semana, trate de no usar mucho el brazo del lado de la operación. Cuando lo use, hágalo con movimientos suaves. Por ejemplo, puede peinarse, cepillarse los dientes y comer. (Para mayor información, vea los ejercicios de brazos).
  • No tensiones su brazo afectado. Manténgalo normalmente relajado.
  • Permita que tanto su familia como sus amigos la ayuden con los quehaceres diarios y con la preparación de la comida. Si así lo desea, puede llevar a cabo algunas actividades moderadas dentro de la casa, tales como cocinar algo sencillo o lavar algunos trastos. Evite levantar, empujar o jalar cosas pesadas, especialmente con el brazo afectado.

La primera vez que se mire la incisión
Para Volver al Índice

La primera vez que se mire la incisión en el espejo puede ser un momento difícil. Algunas mujeres prefieren hacerlo a solas. Otras se sienten más cómodas al hacerlo con alguien de confianza, ya sea su pareja, alguna amiga o el cirujano. Algunas desean verla inmediatamente después de la cirugía y otras prefieren esperar. No hay ninguna regla estipulada acerca de la manera adecuado o le momento preciso en que hacerlo. Puede ser más fácil emocionalmente, mirarse directamente la incisión que hacerlo en el espejo. Lo importante de hacerlo es comenzar a sentirse cómoda con su nuevo cuerpo y asegurarse de que la herida esté sanando adecuadamente.

Es probable que note raspones e inflamación en el pecho y en la axila. Ambos son sólo temporales e irán desapareciendo poco a poco. A pesar de que es muy poco probable que la herida se infecte, preste atención al área alrededor de la incisión. Si nota que aumenta el enrojecimiento, la inflamación, la temperatura, el dolor, y si hay supuración (pus) llame a su cirujano.

La incisión puede estar cerrada por grapas de metal o por steri-strip (un tipo especial de tira). Si tiene grapas, su cirujano se las quitará en su primera visita. Si tiene steri-strips, se caerán solas en unas 10 días.

El cuidado de la incisión y del drenaje
Para Volver al Índice

Aunque cuidar su incisión le pueda parecer un poco intimidante, en realidad es un proceso sencillo. Cuando le den de alta, quizá tenga un vendaje cubriendo la incisión. Se es así, manténgalo seco. Si la herida se mantiene mojada, no sanará adecuadamente. El cirujano le quitará el vendaje cuando vaya a curarse, unos cinco días después de la operación. Es posible que incluso le quiten el vendaje antes de salir del hospital.

El cuidado del drenaje

No es necesario que usted lea esta sección si no tiene un sistema de drenaje. Si no está segura de tenerlo, pregúntele a su médico.

Los sistemas de drenaje pueden ser molestos y no muy agradables a la vista, pero desempeñan una función necesaria. Durante la cirugía se colocan debajo de la piel para extraer sangre y fluidos que se acumulan como parte del proceso de curación. Le pueden poner de uno a dos sistemas de drenaje. Si ese es el caso, quizá se los quiten antes de abandoner el hospital; sin embargo,es muy probable que se vaya a casa con ellos puestos.

Drainage graphic

Instrucciones para vaciar su sistema de drenaje
Para Volver al Índice

Vaciar su sistema de drenaje es fácil. Su enfermera repasará Las siguientes instrucciones con usted antes de que salga del hospital:

1,Lávese Las manos.

2, Quite el tapón del recipiente y vacié el contenido del mismo en una taza de medidas.

3. Comprima el recipiente y vuelva a tapar la sonda.

4. Asegure con broches el sistema de drenaje a su blusa o ropa interior. Manténgalo siempre par debajo del nivel de su axila.

5. Mida la cantidad que extrajo y luego deséchelo.

6. Apunte la fecha, la hora y la cantidad que drenó. (Vea la página 80 para familiarizarse con la "Tabla de registro de drenado").

7. Fíjese en la piel alrededor de la sonda. Si nota que aumenta el enrojecimiento, la inflamación, la temperatura, el dolor o si hay supuración (pus), llama a su cirujano.

8. Vacié el contenido dos veces al día (por ejemplo, al levantarse por la mañana y antes de acostarse por la noche).

A medida que vaya sanando se dará cuenta que disminuye la cantidad de drenado, y que el color del fluido va cambiando de rojo a rosa pálido y a un amarillento.

Cambios sensoriales
Para Volver al Índice

No tenga miedo de tocarse la incisión y la cicatriz, el pecho y la axila, para notar Las diferentes sensaciones -- o la falta de ellas. Si lo hace, no se lastimará. Al hacerlo descubrirá que unas áreas han perdido sensibilidad y que otras son extremadamente sensibles al tacto.

La incisión irá cicatrizado. Al principio será de color de rosa y con el tiempo se irá disimulando. Cuando pose su dedo par la cicatriz, quizás note que tiene una costra dura. Esto es normal y es parte del proceso curativo. Con el tiempo esta costra se suavizará. Mientras la cicatriz va sanando, puede que sienta comezón, pero si le unto vitamina E se sentirá mas comoca.

Durante el siguiente año y media probablemente tendrá diversas sensaciones en el pecho, en el brazo y en la axila. Puede llegar a sentir un dolor muy agudo, pesadez, tensión, ardor o un dolor sordo en el pecho, en el brazo, en el hombro o en Las costillas del lado afectado. No se preocupe. Estas sensaciones son normales, y son parte del proceso curativo. Pueden aumentar con el cansancio, con el estrés emocional o con Los cambios del clima. Durante el primer año irán disminuyendo poco a poco hasta desaparecer.

Puede ser que la cicatriz y el área de alrededor queden adormecidas permanentemente. También puede ser que sienta un hormigueo o cosquilleo. Esto irá disminuyendo con el tiempo.

Si le extirparon ganglios de la axila, podría sentir un área adormecida o con menos sensación en la axila y en la parte posterior del brazo. En ese case, es muy probable que a medida que pase el tiempo usted recupere alguna, si no toda, la sensibilidad de la zona.

Otra experiencia compartida par varias mujeres es la sensación de que todavía tienen seno. Esta sensación es normal. Algunas mujeres se sienten confundidas mientras a otras les parece reconfortante; no obstante, la sensación va disminuyendo con el tiempo.

El linfedema: cuidado especial de uñas, mano y brazo
Para Volver al Índice

Usted puede utilizar la mano y el brazo de manera normal después de la operación. También puede seguir disfrutando de todas las cosas que hacia antes de la operación. Sin embargo, será necesario que preste especial atención a las uñas, la mano y el brazo del lado de la cirugia para prevenir una posible complicación que se llama linfedema. El linfedema es una inflamación crónica de la mano y/o del brazo.

En una mástectomia radical modificada se extirpan algunos ganglios linfáticos. La extirpación de estos ganglios ocasiona que el sistema de drenaje linfático de su mano y brazo sea más lento Ya que este sistema es una parte importante de su sistema inmunológico total y ayuda a controlar infecciones, esta lentitud aumenta el riesgo de infecciones en el lado afectado. Cualquier herida o infección no tratada en la mano, en el brazo o en la axila afectada, se puede convertir en una inflamación crónica o linfedema.

Aunque el linfedema es tratable, no se puede curer. Se puede desarrollar juste después de la operación, o muchos años después. Por lo tanto, es importante cuidarse siempre. Si se le presenta alguna inflamación, es importante que inicie tratamiento tan pronto le sea posible.

Estas pautas le ayudarán a reducir el riesgo de desarrollar linfedema:
Para Volver al Índice

Haga ejercicio regularmente. La actividad hace que Los músculos del cuerpo se contralgan y esto estimula el drenaje linfático. Caminar es un buen comienzo.También es recomendable que desarrolle fuerza en ambos brazos, ya que un buen tone muscular reduce el riesgo de daños musculares. Es importante que desarrolle gradflalmente su resistencia física. En muchas ocasiones una mujer se puede lastimar al cargar un paquete aparentemente ligero o un portafolios demasiado pesado para alla.

Protéjase Las uñas, la mano, el brazo y la axila de cualquier daño. Estos pueden resultar en una infección o una infiamación crónica. Hágase manicuras cuidadosamente, no se carte Las cutículas y evite las uñas artificiales -- son una fuente de infección micósica. Si le arreglan Las uñas profesionalmente, lleve su proplo equipo de manicura a la manicurista. Utilice guantes protectores mientras lleva a cabo trabajos que la puedan lastimar, tales como el trabajo de la casa, la jardinería y el uso del horno. Póngase ropa de manga larga, repelente de insectos y protector solar. Por último, si se afeita Las axilas, utilice una rasuradora eléctrica.

Si se lastima, trate la he rida apropiadamente. Lave la herida vigorosamente con jabón y agua tibia varies veces al día. Póngase una crema antibiótica. Cúbrala y manténgala seca. Si le parece que se está infectando (es decir, si se pone roja, se inflama, tiene pus o si le duele) vea inmediatamente a su médico para que le recete antibióticos.

Consejos de por vida para evitar daños en la mane y en el brazo
Para Volver al Índice

  • Evite cargar objetos pesados del lado afectado, tales como balsas, portafolios o maletas.
  • Evite que le saquen sangre, que la inyecten o que le apliquen quimioterapia en el brazo afectado.
  • Evite la acupuntura en el brazo afectado.
  • Evite que usen el brazo afectado para tomarle la presión sanguínea.
  • Evite mantener tensión muscular en el brazo afectado durante más de 20 minutes sin relajarse. Por ejemplo, si cargo a un bebé en brazos, bájelo después de 20 minutes y descanse.


Copyright Rosalind Dolores Benedet, RN, MSN, NP
You are welcome to share this © article with friends, but do not forget to include the author name and web address
Permission needed to use articles on commercial and non commercial websites. Thank you.

You are welcome to share this © article with friends, but do not forget to include the author name and web address. Permission needed to use articles on commercial and non commercial websites. Thank you.

Entre mujeres  |  CancerLinks Home  |  Contact Us  |  Top